Los hijos de La Bestia

|

Ya tengo razonable certeza de que hasta los progres valoran la propiedad privada, especialmente porque en estos últimos años han conocido sus beneficios y disfrutan de ellos. Aunque siguen siendo enemigos del consumismo, pero ahora sólo del ajeno. Al menos ya es un avance.
Estoy seguro que también ejercen libre disposición sobre sus posesiones según sus propios intereses y también saben que nadie más les dará un uso más inteligente que ellos mismos e incluso, ya están empezando a creer que es lícito. ¡Los avances han sido fenomenales!
¿Crees que estoy exagerando? Bueno, sí, un poco. Porque recién estamos a medio camino. En realidad hay algunos asuntos pendientes como por ejemplo que les falta la experiencia de obtener sus propiedades a través de la “mano invisible” del mercado y, en cambio, en su mayor parte ha sido por medio de la mano de “La Bestia”.
Ha sido un proceso de aprendizaje largo y duro pero sobre todo muy costoso. No para ellos claro, sino para los contribuyentes- Así dicen que la educación gratuita en Chile no existe.
Pero es lo menos que podemos darle a personas con esas facultades tan excepcionales que les permite saber qué nos conviene más, qué podemos comer, a qué podemos jugar, qué podemos hacer o no con nuestra propiedad privada, y todas esas cosas tan nobles para lo que nacieron. Son los encargados de poner todos nuestros actos bajo la atenta mirada de “La Bestia” quien además les asegura que sortearán exitosamente las amenazas de extinción que otras especies no han logrado. Los provee de un infalible mecanismo de reproducción consistente en leyes regulatorias que finalmente se convierten en muchos fiscalizadores y bullentes nidos llamados ministerios, para quienes no existe la eutanasia ni el aborto.
Si lo miramos fríamente, en realidad ellos no necesitan aprender más. La descripción del tejido social en el que viven es a todas luces autosustentable. No tiene fallas. Ya saben todo lo que necesitan saber.
¿Y nosotros?. ¿Sabemos todo lo que debemos saber para sobrevivir?. Yo creo que sí, pero cada día nos atrevemos menos a mencionarlo aunque sabemos que convertirá a La Bestia en un gatito que está sólo para cazar ratones : EL LIBRE MERCADO.

8 comentarios:

Angélica Mora dijo...

Saludos. Es un buen tema que se ha generado en la sociedad en que vivimos. Y su importancia no se puede ignorar porque la vivimos diariamente.
Saludos

Anónimo dijo...

Según decía el Capitán Planeta anoche, la importancia de la existencia del Estado no se puede discutir, puesto que el libre mercado no se autorregula, sino que es necesario sea regulado... Tendremos que creerle no más, igual que con EFE y Transanlagos del que mencionaba había sido diseñado para que fuera auto sustentable, pero la experiencia vivida demostró que necesitaba ser subsidiado por la Bestia. Eso no será un problema en la planificación, diseño e implementación pero explicado como una forma de justificar el alimento y crecimiento de la Bestia?

Álvaro P. dijo...

Bueno, pero en parte tiene razón Capitán Planeta, ya que es necesario el Estado para coordinar el actuar libre de las personas y promover (no proveer) el bien común. La discusión es el tamaño y sus funciones: los hijos de la Bestia quieren que el Estado sea una bestia marina gigante metida en todo.
Saludos.
Álvaro P.

Anónimo dijo...

Alvaro:

Toda la razón lo expliqué mal... Saludos.

Vicente Olazaran dijo...

Anónimo:
Se agradece tu comentario.
EFE y el Translagos son dos muestras de obsesiones constructivistas propios de añoranzas en los tiempos de los burócratas visionarios y sus "fabulosos legados" tipo "Palacio de los Soviets".
Finalmente siempre terminan siendo más caros que lo estimado y con resultados incluso opuestos a los esperados cuyos costos siempre recaen en los mismos.

Vicente Olazaran dijo...

Alvaro:
Efectivamente. El gato es necesario y está para cazar ratones. No podemos pedirle que le construya la casa al perro.

Javier Bazán dijo...

No sé si coordinar. me quedó la versión de Hobbes y de los Padres Fundadores de USA, en que el Estado sirve para que nos matemos. Para garantizar la vida, la libertad y la propiedad, o para mantener la ley y orden que en el lenguaje progresista sobre los eventos de la araucanía, llaman 'represión' aplicar la ley.

Te recomiendo que busques Ayn Rand y Bien común. La expresión 'bien común' se prestas a las intenciones y abusos.

Vicente Olazaran dijo...

Seguí tu consejo Javier. Muy interesante. Buen aporte.
En cuanto al lenguaje progre, amerita crear un
"diccionario progre"

 

©2009 IDEAS PARA CONFUNDIR | Template Blue by TNB