El rey está desnudo

|

Muchas veces la toma de decisiones debe ser ejercida en condiciones de incertidumbre, especialmente en situaciones de crisis. La carencia de datos claros y precisos en estas condiciones, son la norma y no la excepción.
Es muy probable que en este escenario, el líder disponga de información incompleta y muchas veces contradictoria. A pesar de ello, la mayor parte de las veces es crucial e ineludible una resolución rápida, especialmente porque la falta de decisión o su tardanza puede involucrar altísimos costos.
Es por ello que en los cargos claves se requieren personas con un perfil muy específico, que tengan la lucidez para optar por el menor de los males y también con el coraje para impulsarlos.
Lo peor que puede ocurrir, es que quien tenga la responsabilidad superior sea incapaz de tomar decisiones o lo haga en forma tardía.
Quien no reúne las condiciones descritas, normalmente siente mucho temor a resolver en condiciones de incertidumbre y tiende a posponer sus decisiones, buscando certezas preguntando a unos y otros mucho más allá de lo razonable, esperando que alguien le provea de esa seguridad y finalmente terminan sin tomar decisión alguna, optando por dejar las cosas como están.
Bachelet estaba todavía llamando al SHOA nada menos que una hora después de ocurrido el terremoto, a pesar de tener a disposición sendos informes anteriores tanto de esta institución como del Servicio Geológico de EE.UU. El problema es que los informes le hablaban de altas probabilidades , frase mortal y paralizante para alguien que necesita absolutas certezas y obtiene sólo incertidumbres.
Insistió hasta que finalmente recibió alguna información que podía interpretar de forma tal, que justificase no hacer nada, su opción preferida.
Posteriormente, había que tomar rápidamente una decisión relacionada con la seguridad, aspecto crucial en situaciones como ésta. Pero, una vez más, tampoco tenía certezas. Era necesario que el problema se presente y se torne incontrolable. Así no cabría ninguna duda.
Todo esto se vio agravado por consideraciones políticas, donde es claro que primero es izquierdista y después Presidente. Era por lo tanto, mucho más importante definir el color de los cascos de los militares.
Cobra vigencia una célebre frase de un operador político en otras negras circunstancias: “Primero soy PPD y Pienso PPD”.

8 comentarios:

Any dijo...

Tenemos una "líder" que no sabe decidir nada sola. Le pregunta hasta al gato de La Moneda para "respaldarse" si las cosas no salen bien. Y si no, entonces inventa, como a esos "varios altos mandos militares" que le sugirieron no decretar ni catástrofe ni toque de queda, y que nadie puede averiguar quiénes eran...
... y finalmente ganó la opinión ¡¡del Sr. Carvajal!!, ese caballero encargado de propaganda de La Moneda, alegando que era "malo para la imagen" de la Sra. Bachelet aparecer entregando al fin de su mandato poder a las Fuerzas Armadas. De modo que, conscientemente, se prefirío abandonar a las víctimas al lumpen antes que "dañar la imagen" de la presidenta...
La imagen que va a permanecer en mi mente es la de los rescatistas sin poder llegar a terreno porque más de un día después del desastre el Sr. Pérez Yoma todavía estaba "evaluando" si los mandaba, mientras las voces de las víctimas se iban apagando entre los escombros... Eso acompañado de los aviones listos para despegar en las bases militares a dos horas del terremoto y sin que fueran enviados con la ayuda tan necesaria, o de la presidenta sobrevolando el área del desastre...¡¡en un avión vacío para ella sola!!!

Vicente Olazaran dijo...

Los atrapados por el terremoto no votan ni se les consultará en las encuestas de popularidad.
Los equipos de rescate internacionales clamaban por venir y, finalmente, cuando se les autorizó, sólo podían rescatar cadáveres.
Sería bueno ahora que el nuevo gobierno ampliara el Museo de la Memoria

Javier Bazán dijo...

Por los comentarios que hacen en 'La Tercera' a las declaraciones de Tohá y Bitar,dijeron que la Presidenta estaba preocupada de que los militares saliesen con casco blanco.

Ahora el DC, Pérez Yoma culpa a los militares, como si éstos se mandasen solos.

Javier Bazán dijo...

La última encuesta de Adimark reveló que la reina no anda desnuda.

Vicente Olazaran dijo...

Probablemente la encuesta la realizaron en Burundi

Anónimo dijo...

TERREMOTO : CORTO SEMINARIO DE HUMILDAD

No somos nada. Tremenda novedad. Eso lo saben hasta los malos filósofos y cualquier metafísico del tango es capaz de peinarse con la idea. Pero es el saldo -el saldo y la sensación- con que uno se queda después de una experiencia así. Los terremotos, con la fuerza que tienen en Chile, son seminarios cortos, pero muy intensivos de humildad. Nos reducen a la condición de cucarachas. Nos exponen a la más absoluta indefensión. Nos enfrentan a las verdades elementales del terror, lo incontrolable y lo desconocido. Sacan para afuera al narciso o al neurótico que llevamos disfrazados; a veces a los dos. Allí donde nos creíamos complejos y cultivados, aparece lo básico que podemos ser. La experiencia o nos deja muy para adentro -bloqueados, aterrados, descompensados- o nos vuelca compulsivamente hacia fuera. Tratamos de hallarle una explicación, algún sentido, a lo ocurrido y como no se lo encontramos ni tampoco lo tiene, nos sentimos pistoleados. Como Job, también nos preguntamos por qué a nosotros. Y, bueno, nos lamentamos y pensamos que nos ha ocurrido una tragedia, hasta que la televisión nos recuerda que siempre hay compatriotas que la sacaron peor.


Los terremotos -qué duda puede caber- están entre los mayores sustos que vamos a vivir. Mi generación ya lleva tres en el cuerpo -el 71, el 85 y ahora- y personalmente ya no quiero más. Malditas placas geológicas: pónganse de acuerdo de una vez por todas.
La catástrofe también pone al desnudo lo vulnerable que somos. Después de tantas ínfulas, la emergencia prueba que las comunicaciones en el Chile de la modernidad no son tanto mejores que en el país anacrónico y de siempre. Las carreteras se cortan, las vías concesionadas se desploman, el aeropuerto se cierra. Menos mal que el agua no se cortó y que la electricidad volvió pronto a gran parte de la zona afectada.


Todavía no van a haber concluido las réplicas del sismo cuando, en tres o en seis meses más, si es que no antes, de las heridas de este terremoto horroroso apenas queden huellas. Esto es un hecho: el país volverá a funcionar, y volverá a funcionar pronto, entre otras cosas, porque lo que sería un cataclismo en cualquier parte, aquí es sólo un trago amargo, muy amargo, pero no mucho más que eso.


Cada cierto tiempo Chile se viene abajo y los chilenos lo volvemos a levantar. Esto es parte del costumbrismo nacional. Es lo que ha ocurrido una y otra vez en nuestra historia. Con cada sismo entrega un cierto aprendizaje, pero ni uno solo hasta ahora nos ha encontrado preparados. Nunca hemos aprobado enteramente el test, porque es imposible. Pero nos consuela pensar que calificamos mejor que otros países, que son rajados de manera infamante por simples temblores.

Javier Bazán dijo...

Anónimo:
Lee la carta de Adolfo Zaldívar que publicó 'El Mercurio de Santiago' titulada 'Razones de la demora', en que comparo como actúo el Presidente Alessandri ante el terremoto de grado 9,5 y la parálisis que tuvo el Gobierno de Bachelet. Te cito parte:
"“ a estas alturas está claro que el Gobierno tuvo información suficiente y que se resistió por razones políticas a declarar de inmediato el estado de catástrofe.
Contrasta esta forma de actuar con la asumida por el gobierno que enfrentó el terremoto del año 1960.
Es esa oportunidad, ante un terremoto similar en extensión y superior en intensidad, que alcanzó los 9,5 grados de la escala de Richter, quedaron absolutamente cortadas las comunicaciones con la zona sur, y el gobierno se impone a través de un comunicado del periodista Enrique Folch, que informa de la tragedia por transmisiones de radioaficionados.
El Presidente Alessandri procede a suspender las celebraciones de ese 21 de Mayo. Convoca a una reunión de emergencia para tomar medidas urgentísimas. Las Fuerzas Armadas toman por instrucción presidencial de inmediato el control del orden público y se integran a otras tareas logísticas de ayuda de comunicación y de reconstrucción.
Se dictan los decretos de emergencia para poder organizar la entrega de alimentos, una pronta ayuda económica y un decreto para poder fijar los precios. El propio Presidente y sus ministros dentro de las limitaciones de la época viajan a las provincias afectadas y organizan a los intendentes y gobernadores con instrucciones directas y precisas”.
“Ésta es la diferencia sustancial en el manejo de ambas crisis. Uno resolvió y el otro todavía evalúa”.
".

Por tanto, el Rey está desnudo.

Inés de Cuevas dijo...

Queridos amigos:

Hace un año fue creado http://inesdecuevas.blogspot.com con la idea de recoger opiniones e información del acontecer internacional.

Sin embargo, la razón fundamental de su existencia ha sido: La lucha por la democracia contra el totalitarismo en cualquier lugar del planeta, la defensa de la libertad de expresión, así como el respeto a la Constitución de cada pueblo democrático y el celo infinito por los derechos humanos de grandes y chicos, incluso, los derechos de los animales.

Siempre he estado bien clara en que en mis ideas mando yo, son mías, me pertenecen, sólo Dios y los santos, nadie más. He ahí por qué no soporto a los tiranos y sus doctrinas filosóficas: raíz de la ignorancia y calvario de la sociedad.

A ustedes que son tan talentosos y que disponen de tanta capacidad y libertad de pensar les entrego este trofeo por su interesante y valiosísimo trabajo en Internet, por su apoyo y solidaridad, por sus post y notas en mi web, por cuidar mis andadas y desandadas aún con tropiezos, por sus guiños y por las palmaditas en mi espalda.

Enhorabuena. ¡Bien merecido que lo tienen! Que Dios les bendiga.

Les invito, con gratitud y orgullo, a recogerlo.

 

©2009 IDEAS PARA CONFUNDIR | Template Blue by TNB