Femicidio: sólo cuestión de métodos

|


El 13 de diciembre se promulgó la ley de “femicidio” que da una categoría distinta al homicidio aumentando las penas por tratarse de una mujer.
Curiosa palabra ésta, ya que el diccionario define como homicidio:
“Muerte causada a una persona por otra”. “Delito que consiste en la muerte causada por una persona a otra ilegítimamente y con violencia”. “Delito consistente en matar a alguien sin que concurran las circunstancias de alevosía, precio o ensañamiento.”
Se argumenta además, el alto número de muertes de mujeres que en lo que corrió del 2010 que llegó a 48. Pero según el informe del 2009 de Paz ciudadana, el total de homicidios consumados habría alcanzado a los 285, por lo tanto no llegaría ni al 20% del total de homicidios.
¿Cómo debería llamarse la muerte de un hombre a manos de una mujer?.
Porque me imagino que también ocurren.
Es cuestión de métodos
Cuenta la historia el caso de un viejo enterrador de una pequeña ciudad del sur de unos sesenta mil habitantes que ejerció esta actividad durante cincuenta años. Su larga experiencia en el rubro le había dado una particular visión respecto a muchas cosas y entre ellas, sobre la violencia de género.
Según él, la violencia de género había existido siempre.
Su trabajo  consistía en enterrar muertos y cambiar sepulturas muy antiguas de entre 30 y 50 años a fosas comunes.


Contaba que había visto al menos 20 hombres envenenados pues había desarrollado la habilidad de poder identificar a partir de la coloración de los dientes y los huesos, las huellas del arsénico, estricnina y otras sustancias que se aplican en pequeñas dosis . A un par de ellos los había conocido y contaba que había presenciado personalmente cómo poco a poco se iban enfermando, supuestamente de muerte natural.
Pero él creía saber la verdad y según sus propias palabras: “Los hombres matan a las mujeres y las mujeres matan a los hombres, pero ellas los matan mejor”.

9 comentarios:

Violante Cabral dijo...

Absolutamente de acuerdo y no me siento para nada ofendida como se sentirán muchas de mis congéneres. Cambiarle de nombre a la cosa ni evita tragedias ni ayuda. Lo cierto es que en nuestra sociedad hay mayor violencia infrafamiliar: hombres contra sus señoras, señoras contra hombres, hijos contra padres, padres contra hijos. No es cuestión de géneros (que ahora en España, las lesbis a las que sus mujeres les dan palos quieren calificar para "víctmas de violecia de género")es cuestión de pérdida de valores familares, de sociedades enfermas y de supuestos adelantos para la mujer que solo han conseguido crear más misoginia y una raza de viragos que abusan de las demas. Mis desgracias derivan no de un macho sino de una jefa sin ovarios que gasta sus frustraciones en sus empleadas. A lo mejor la puedo acusar de violencia de género.

Vicente Olazaran dijo...

Qué gusto Violante contar con tu comentario.
Con esa enfermiza obsesión de crear igualdad en todo lo que se mueva, pierden de vista las verdaderas causas como las que señalas.
Todo lo "arreglan" con una ley.
Si no existe el delito, lo crean, sólo es cuestión de ponerle un nombre.

revistajupiter dijo...

Creo que te va a gustar el cambio que le hice al post

Heitai dijo...

Sr Olazaran… estamos en Chile, un ejemplo de leyes mal echas, anticonstitucionales y contradictorias, no existe un organismo que supervise que las leyes,…digamos sean legales. Lagos convirtió en delito comprar cuchillos o usar un cuchillo en un restaurante.. la ley de control de armas, que te impide practicar con tu arma, la ley de donaciones de donante universal, que le expropia el cuerpo del difunto a los herederos, , violando la Constitución la ley sobre patria potestad, que da prevalencia a la mujer, violando la Constitución, la ley de legitima defensa, que si un delincuente en tu casa, te amenaza con un cuchillo y tienes un arma y la usas, TÚ vas preso…etc..etc…etc…en fin.. creo que de tanto cruzarse entre ellos, como los políticos son casi todos del sector oriente de Smogtiago, ya tienen problemas mentales por la endogamia. Si Magallanes se independiza… me mudo al sur del Mundo!

Vicente Olazaran dijo...

Heitai: La ley de femicidio es la número 20.480 ! y siguen sumando.
Más de 20 mil leyes, cada una con sus correspondientes artículos, porque están convencidos de que esta vez sí que convertirán al mundo en el paraíso terrenal.
Además cada ley requiere un fiscalizador que se paga con nuestros impuestos.
Así es como terminaremos con un fiscalizador en nuestros platos, en nuestras camas, en nuestras vacaciones, en nuestros pulmones y en nuestras mentes.

Vicente Olazaran dijo...

Francisco, me parece muy bien.
...Mientras no sea con tijeras...

Heitai dijo...

Recuerdan esa ministrucha que quería practicamente obligarnos a limpiarnos la nariz como ella decía?... nop... estamos mal..mañana peor... se podrá expulsar al sector oriente de smogtiago de Chile?.. con sus Girardi, probables exsatsi buenas para el Chicle.. y por que no decirlo... Piñeras y Cía?.. Yo soy de derecha.. Piñera de donde más le conviene.

Javier Bazán dijo...

En la crónica negra, hay varias historias de cómo esas, en que la mujer le echa veneno al marido, ya sea por el dinero, el seguro o, simplemente porque se aburrió.


También traté del absurdo de ese delito. Desde luego, que las feminazis no consideran delito, cuando una mujer agrede a otra con resultado de muerte.

Vicente Olazaran dijo...

Javier, que gusto contar con tu aporte.
Recuerdo tu post.
Los feminazis, ecofacistas, y todas esas tendencias progres son las que definen qué es delito y qué no, sin ningún contrapeso.

 

©2009 IDEAS PARA CONFUNDIR | Template Blue by TNB