La vida eterna no existe a causa de los vacíos legales.

|


“El problema es que no está regulado porque existen vacíos legales …”, es la conclusión de los noticieros cada vez que presentan un reportaje sobre las “amenazas” con que nos asecha el sobrepeso, la sal, el colesterol, la capa de ozono o la falta de ésta, y todas esas cosas que nos alejan de la vida eterna.
Muchas veces tuve problemas con esos trabajos de investigación que daban en el colegio que por fuerza en su parte final , debía titularse “conclusiones”.
Imagínense, por ejemplo, el drama para sacar una conclusión en un trabajo de química sobre la Tabla Periódica.
¿Qué se puede concluir en un trabajo como éste que no sonara al menos estúpido?.
Las ideas que me venían a la cabeza no me aspectaban un resultado muy prometedor ya que una conclusión que se respete debería al menos consistir en: “he concluído que falta el elemento……(aquí viene un nombre en latín o griego) cuyo peso atómico es….. y que completa finalmente la Tabla periódica pues…. .
Una conclusión como ésta, además de una nota decente me hubiese valido el Nobel de química. Sin embargo las conclusiones a las que podía aspirar eran infinitamente más modestas:

Conclusión 1: “Los elementos químicos son muchos”.

Conclusión 2: “Los colores de la tabla periódica no combinan”.

Conclusión 3: Oda a la Tabla Periódica:

                     Oh! Tabla periódica

                     Que invades mis sentidos con tus pesos atómicos

                     Y liberas mis pasiones en selenio y telurio

                    derramando lágrimas de sodio, potasio, fósforo
                    Como lluvia de actínidos y lantánidos.

Pero desgraciadamente en mi época de colegio, en los noticieros ¡daban noticias!, aparecían comentaristas internacionales, económicos y políticos, los conductores no postulaban al Copihue de Oro o a Rey Huachaca, porque fue en ese período de “oscurantismo” de la “dictadura” cuando nos enterábamos de las ofertas y liquidaciones sólo en las tandas comerciales.
La conclusión del trabajo de investigación hubiese sido algo así como:
“Los elementos aún pendientes en la Tabla Periódica están en bajo un manto de duda debido a un vacío legal por falta de una ley que permita regular el comportamiento caótico de los átomos de los elementos”.

¡Cuantas horas rebanándome los sesos me hubiese ahorrado!

5 comentarios:

Rodrigo Lema González dijo...

Ese afán regulatorio me tiene hasta la coronilla. ¿Habrán escuchado estos tipos la frase if it ain't broke, don't fix it? Combina eso con los noticieros -que más parecen infomerciales- y tienes un cieno letal en todo el sentido de la palabra.

Lo único que la gente necesita es que la dejen vivir y trabajar tranquila, y el resto vendrá sólo. Si hay algo que aborrezco son las personas metiches que te respiran en el cuello, pensando que si caminas te puedes morir o convertirte en fluido.

En otra nota, muy buena tu oda a la tabla periódica. Me hace recordar cuando intenté aprendérmela entera.

Saludos desde Endelstadt.

Vicente Olazaran dijo...

Estimado habitante de Endelstadt:
Esos metiches respirando en nuestro cuello intentan hacernos creer que todos los problemas del mundo, incluso aquellos imaginarios, son el producto de "vacíos legales"

Rodrigo Lema González dijo...

Los vacíos legales sólo existen en sus afiebradas mentes llenas de teorías conspirativas y maniáticos de capa que quieren dominar el mundo. Son unos paranoicos. Parece que han visto demasiadas películas de James Bond.

En otro ámbito de la noticia, escribí otra reseña, y ya estoy preparando la del lunes.

Javier Villalobos Arancibia dijo...

Me parece que la legalidad existe, para evitar que humanos dañen a otros cuando buscan beneficiarse de algo. Si todos fuésemos libres, responsables en nuestras acciones respecto al otro, sería ideal, pero en la práctica no es así. Ahora, lamentablemente, también la legalidad se utiliza precisamente para que "hacer daño" sea algo permitido, sin derecho a reproche. Y así, como la tabla periódica, se produce una suerte de nuevos "elementos" que se crean pensando en "proteger" a los inocentes, pero que son inestables al punto de producir daños inesperados producto de no conocer completamente su comportamiento. Ciertos "vacíos legales" son intencionales, porque la ley se establece para dejar contentos a los temerosos, y los vacíos para dejar contentos a los ambiciosos (que es para los que se hizo la ley).

Y si esto parece una cuestión "conspirativa", investiguen cómo en el congreso se elaboran las leyes que restringen a las grandes empresas (como la ley de antenas celulares) y vean cómo logran hacer que al final no se legisle por no conseguir el concenso parlamentario. Las conspiraciones no tiene por qué que ser imaginarias, alienígenas o por la guerra fría, basta que involucren un interés económico y ya, sobre todo en un país tercer mundista como Chile.

Vicente Olazaran dijo...

Estimado javier Villalobos: Gracias por tu visita y bienvenido.
Las leyes y el estado de derecho son necesarias. De hecho creo en ellas y en el estado de derecho.
Pero como todo en la vida, debe haber equilibrio porque la libertad individual no debe ser asfixiada.
Lo de las antenas celulares es otro gracioso caso que amerita un posteo especial. Por lo pronto te puedo decir que es otro fantasma imaginario que se intenta conjurar por ley.

 

©2009 IDEAS PARA CONFUNDIR | Template Blue by TNB