La verdadera agenda del Capitán Planeta

|


Me resulta bastante difícil creer en las conspiraciones, porque el mundo es demasiado complejo para que unos cuantos individuos se junten entre cuatro paredes a decidir los destinos del mundo y tengan éxito. No es que no haya quienes desearían hacerlo y que estarían dispuestos a usar todo su poder para conseguirlo. De hecho, los hay, siempre los ha habido y siempre los habrá. Muchos lo están haciendo con distintos grados de éxito, baste ver este video.
¿Pero cómo es posible entonces que asuntos como éste puede llegar a alcanzar tal vuelo e influencia global ?

.
No es necesario un gran planificador, sólo se requiere que opere la naturaleza humana, con todas sus debilidades, sus miedos y sus ambiciones.
Cada uno con sus propios objetivos, que incluso pueden ser antagónicos, contribuyen a crear y mantener estas monstruosas farsas porque son funcionales a sus propias metas.
No es necesario que se pongan de acuerdo ni se reúnan en una sociedad secreta para conspirar porque pueden hasta odiarse entre sí.
Se pueden encontrar cantidades crecientes de pequeños o grandes “conspiradores” que se cuelgan de esta gran burbuja para llevar agua a sus pequeños o grandes molinos, lo que al mismo tiempo hace que el torrente crezca indefinidamente.

Tenemos a los huérfanos de ideas totalitarias que vieron cómo se desmoronó ante sus propios ojos una ideología que se sustentaba en dos columnas: Una de ellas, una sociedad utópica que para poder existir requiere someter al individuo y la segunda que era una consecuencia lógica de la primera: el odio a la sociedad capitalista.
La primera era una construcción social que cayó por su propio peso. Pero la segunda, el odio al capitalismo, pasó a formar parte de su alma y quedará allí para siempre.
Muchos ya saben que su sueño fue un doloroso espejismo, pero al menos buscan sólo el consuelo de voltear a su odiado enemigo. “Si yo caigo, haré que caigas conmigo”.
Está también el político que busca una “relato” prefabricado, probado y políticamente correcto. Para él no es relevante quienes estén detrás o cuáles sean las evidencias . Si funciona, da votos, resta enemigos y otorga más poder, entonces no se hable más.
También está el propio capitalista, que busca beneficios, pero perdió la fe en el mercado cuando descubrió que puede convertirse en un rentista del estado, su nuevo y único “cliente” que lo protegerá de la molesta competencia.

¿Pero qué pasa con la ciencia?.
El problema no es la ciencia, el problema es que ahora es muy costoso hacer ciencia. Ya no estamos en los tiempos de Arquímedes cuando bastaba meterse a la tina para hacer un descubrimiento, ni basta con mirar detenidamente una hoja y describirla detalladamente como lo hizo Da Vinci.
Para nuestro bien, pero paradógicamente para mal de la propia ciencia,ya se descubrió todo lo que se podía descubrir con la simple observación o con un sencillo experimento como arrojar objetos desde lo alto de la Torre de Pisa. Ya se dedujo todo lo que se podía deducir a partir de una manzana cayéndote en la cabeza desde un árbol.
Cada avance requiere de grandes equipos humanos y técnicos con un altísimo nivel de especialización. En otras palabras, hacer ciencia es muy costoso y quienes hacen ciencia o aspiran a hacerla requieren atraer ingentes fondos y subsidios.
Imaginemos a un inquieto científico que desea estudiar el revoloteo de las moscas. ¿Cómo atraer fondos para su estudio?. Probablemente se le acerque un colega algo más experimentado y le diga:
“mira colega, yo sé que eres muy talentoso, pero no creo que pueda conseguir fondos así nomás. Te sugiero que agregues una pequeña frase a tu propuesta, que al menos a mí me ha resultado bastante bien:
“La importancia del revoloteo de las moscas en el Calentamiento Global”.

¿Qué piensan que hará nuestro joven y talentoso científico?.

3 comentarios:

Javier Bazán dijo...

Vicente:
Simpre hay algo nuevo que descubrir, como siempre hay oportunidades de negocios.

Muchos físicos y matemáticos usan la mente como su laboratorio.


La ecología es el nuevo colectivismo.

Vicente Olazaran dijo...

Efectivamente Javier, sin embargo creo que ello se restringe a las ciencias puras como la matemática y la física teórica que estan más a salvo por la naturaleza misma del objeto de estudio.

El problema surge cuando el asunto tiene implicancias sociales y/o económicas.
A nadie le cambia la vida si se impone la teoría de cuerdas en física.

Heitai dijo...

por fin pude ver el video de lagos... pero más que su participación en el asunto del gobierno mundial, solo demuestra la poca capacidad del personaje.

El video eso sí recuerda algo interesante, ¿cual es la probabilidad de que 3 planetas del sistema solar sufran calentamiento y tengan una causa distinta para cada planeta? Esa es prueba indesmentible y suficiente para dar al traste las ideas de todos los ignorantes comelechugas..y come dinero (al gore).

 

©2009 IDEAS PARA CONFUNDIR | Template Blue by TNB