El euro, esa política socialista

|


Como todo  ultraneoliberal, fascista, agente del imperialismo, de las transnacionales, y con olor a azufre, no pude resistir el impulso de la curiosidad por averiguar qué diablos pasa con el euro, mas allá de la crisis griega.
Esto me llevó al otro extremo de la zona euro, es decir, a Alemania
El año 2010 se supo  que Alemania fue chantajeada por Mitterrand para que adopte el euro a cambio de  aceptar la reunificación tras de la caida del muro    Alemania se vió obligada a abandonar el poderoso marco alemán por la nueva moneda a cambio de la reunificación. Bueno, para ser exacto esta no fue la única causa pero gravitó en alguna medida no menor pues además Alemania quería dar una señal de tranquilidad y unidad al resto de Europa por los traumas de la última guerra.
Si no me creen pueden ver esto:
http://cincodias.com/cincodias/2010/09/25/economia/1285550611_850215.html

¿Pero por qué Miterrand y el socialismo francés estaba tan interesado en que Alemania adopte el euro así como el resto de los países que eran parte de la Unión Europea?.
La razón estaba en el Bundesbank ( Banco Central Alemán ) y su férrea disciplina monetaria  junto con la creciente competitividad alemana (es que hay que reconocer que estos cabros son trabajadores) . Esta combinación de cosas fortalecía el marco alemán en relación a otras  monedas como la francesa que presentaba muchas debilidades debido a su disciplina fiscal mucho más relajada tan propio de países con tendencias socialistas como Francia, muy dados al gasto fiscal con la consiguiente pérdida de valor y competitividad. Entonces los caballeros franceses se veían constantemente obligados a devaluar su moneda dejando al desnudo las consecuencias de sus políticas irresponsables como la inflación y la pérdida del poder adquisitivo, cosa que no es precisamente muy popular entre los votantes.
Así entonces, damas y caballeros,  con una moneda única y un único Banco Central se liberaban de la indeseable influencia del Bundersbank. El euro entonces abrió las puertas del paraíso populista, pues ahora los políticos podían adoptar políticas  de gasto casi sin límite, muy bienvenidas entre los votantes locales, mientras que las consecuencias se distribuyen entre todos los que no podían votar, es decir se importaban los beneficios y se exportaban las consecuencias (no sé por qué hablo en pasado si todavía sigue ocurriendo).
Por su parte los alemanes vieron que su estándar de vida se estancaba a pesar de seguir trabajando como burros. Es que los helenos, italianos franceses y españoles se estaban dando la gran vida.
Ya se sabía que Grecia no cumplía ni por lejos con las condiciones impuestas para ingresar al euro como no superar el 3% de déficit que en el caso heleno llegaba a más del 13% ( cosa que posteriormente nadie la cumpliría) y con el tope de endeudamiento de un 60% del PIB (Grecia llegaba al 130%).
A pesar de esto, y a pesar de la oposición alemana, Francia presionó para la entrada de Grecia e Italia (esta última tampoco cumplía con los estándares) pues le interesaba poder contrarrestar el peso de Alemania. Finalmente el canciller alemán Helmut Kohl cedió. El resto es historia más o menos conocida con una parafernalia muy circense en que Grecia enviaba sus antecedentes financieros más arreglados que cumpleaño y con los europeos haciendo como que no se daban cuenta culminando con la entrada al euro por parte de Grecia en el 2010.
Los pormenores de las triquiñuelas posteriores para convertir la zona euro en una casa de remolienda son especialmente sabrosas pero paro aquí por ahora

4 comentarios:

Maximo dijo...

Yo creo que Alemania impulso el Euro, no se lo impusieron.

Vicente Olazaran dijo...

Depende del momento. En realidad es una idea que andaba rondando en todas partes, pero el interés que movía a cada cual era distinto.
El sistema euro tal cual fue diseñado y su funcionamiento es socialismo monetario puro y duro. Obviamente, el que está mejor no es precisamente al que más le agrada la idea.
Los ingresos y beneficios de los bancos van a parar al BCE quien los redistribuye de vuelta con criterios como el PIB, población etc.
Las decisiones monetarias son tomadas por un superestado generando incentivos perversos. Endeudarse era "rentable" puesto que si había beneficios en la banca, estos se redistribuian, entonces hasta los intereses te llegaban de vuelta.
En cuanto a los alemanes, pensar que se beneficiaron por haber exportado no es tan sencillo. Los alemanes producían porque eran eficientes en ello y los bienes de capital fueron a parar a la periferia y a cambio tienen acreencias en los bancos. En otras palabras, recibieron papeles a cambio mientras los mercedes y los porches están en el garaje de algún griego desempleado. En realidad Alemania fue saqueada y lo sigue siendo porque además es quien a aportado el grueso de los salvatajes en todas las ocasiones.

Javier Bazán Aguirre dijo...

Buena explicación.
Me quedo con tú explicación. Los franceses se hacen los lesos.
De acuerdo contigo, el euro fue un chantaje a Alemania.

Vicente Olazaran dijo...

Cierto, además la obsesión por mantener a Grecia en el euro a toda costa en buena parte se debe a la presión de Francia.

 

©2009 IDEAS PARA CONFUNDIR | Template Blue by TNB